Este año nos ha visitado un extraño objeto. No es un cometa ni un asteroide. Es decir, no proviene de nuestro sistema solar, ni del cinturón de asteroides situado entre Marte y Júpiter, ni del cinturón de Kuiper, situado mas allá de Neptuno y Plutón, ni de la nube de Oort, formada por los restos de la formación de nuestro sistema solar y que se extiende hasta casi un año-luz del centro del sistema solar, es decir, de nosotros.

Por la trayectoria que tiene los científicos han deducido que proviene de fuera del sistema solar, ya que es casi perpendicular al plano en el que nos encontramos todos los planetas. Ya lo ha atravesado, ha cambiado su trayectoria por efecto de la gravedad solar y se aleja ya hacia las profundidades del cosmos.

img_evelasco_20171120-193828_imagenes_lv_terceros_eso1737a-k9ZC-U433586283793HgH-992x558@LaVanguardia-Web

Como se muestra en la imagen, tiene forma alargada y es muy sólido. Esta formado por rocas y metales, pero no por materiales volátiles como los cometas, por lo que no ha formado ninguna cola al pasar cerca del Sol.

Se ha llegado incluso a investigar mediante un radiotelescopio la posibilidad de que emita algún tipo de radiación electromagnética, pensando incluso en una remotísima posibilidad de que tuviera un origen artificial, evidentemente extraterrestre.

Los resultados se conocerán en breve plazo.

Para mas información

http://www.abc.es/ciencia/abci-materia-oscura-asteroide-sino-5680162576001-20171214043751_video.html

Anuncios