Este enlace nos explica la razón de una de las formas más conocidas y “sufridas” de la archiconocida Ley de Murphy.
Escojamos la cola que escojamos, en el supermercado, en el banco, en el cine, siempre la nuestra inexorablemente es la más lenta.
Además de razones sicológicas, que las hay, si es la más rápida nos centramos en lo que vamos a hacer y si es la más lenta en el tiempo que nos están haciendo perder, hay razones matemáticas.
Fijaros en la animación, ¿no os habéis sentido alguna vez como el muñeco?

http://verne.elpais.com/verne/2015/05/26/articulo/1432655059_857662.html

Anuncios